Una vivienda joven, con una única habitación, un salón-comedor-cocina diáfano y espacio para almacenaje, y todo en 71 metros cuadrados, sin olvidarnos de la terraza. Una nueva distribución cambiando totalmente la estructura inicial de la vivienda. Con el espacio aprovechado al máximo sin perder el espíritu de la funcionalidad.

pocoespacio6

pocoespacio2

La nueva distribución aprovecha la excelente iluminación natural de toda la vivienda y potencia el color blanco de las paredes. Y para aprovechar al máximo el espacio, se han instalado puertas correderas de madera clara en armonía con el resto del mobiliario.

pocoespacio3

pocoespacio1

pocoespacio5

 

 

Interiorismo / A54insitu

Vía/ diariodesign.com