A las afueras de Chongking, en China, el arquitecto local Tian Qi ha convertido un horno de cerámica huxi de Sanhe en un restaurante donde predominan el ladrillo y la madera y donde los hornos originales permanecen en pleno funcionamiento.

Con una estructura híbrida de ladrillo y madera local, que convive a la perfección con la piedra del horno original, y una cubierta prolongando la pendiente natural de la ladera, la nueva construcción conserva el espíritu del antiguo edificio. Todo el montaje ha sido realizado por trabajadores locales a partir de los métodos y materiales tradicionales de la zona. Pequeños detalles que demuestran el interés del arquitecto por la historia del sitio y su cultura.

Fotografía: Tian Qi, Liu Guochang