La casa del Atelier Ordinaire en Beaune está hecha casi totalmente de madera.

El estudio de arquitectura francés Atelier Ordinaire ha diseñado una casa en la región de Borgoña con un interior revestido de madera totalmente integrado con la naturaleza circundante. Una vivienda prefabricada y energéticamente eficiente. Una cubierta asimétrica a dos aguas y fachada revestida de tableros teñidos para que se integren también en su contexto natural. “El uso de un color especial para la fachada exterior asegura una buena y duradera resistencia a la intemperie”, dijo Atelier Ordinaire.

Las fachadas del edificio con grandes ventanales que permiten que la luz natural inunde los cálidos interiores revestidos de madera. Estas ventanas también enmarcan las vistas de los árboles y la vegetación que rodea la vivienda. Las ventanas están cuidadosamente colocadas para captar la máxima cantidad de luz solar, lo que calienta las habitaciones y, junto con un aislamiento de alta calidad, significa que no hay necesidad de un sistema de calefacción central. Una chimenea en la sala de estar cuenta con una chimenea que se extiende a través del techo y a lo largo de la pared del dormitorio principal para ayudar a calentar este espacio y garantizar que no se desperdicie calor.

Realzando la estética natural, la madera también se utiliza para crear muebles empotrados, que incluyen los muebles de cocina y los bancos con almacenamiento integrado. Y como resultado una estética natural y limpia donde la calidez del amterial nos envuelve.

VÍA/ dezeen.com
Aquitectos / Studio Atelier Ordinaire