El punto de partida de esta vivienda es un espacio diáfano con la posibilidad de imaginar múltiples distribuciones. Una búsqueda hasta encontrar la que mejor se ajustaba a las necesidades y preferencias de los habitantes, a la vez que también permitió sacarle el mejor partido al espacio y realizar un producto a medida.

Los colores y la luz son protagonista en esta casa, y su distribución en tres plantas estructura y divide los espacios. La planta baja con zona de estar, cocina y comedor abierto. En la planta superior las habitaciones y en la planta sótano la zona de servicio y una gran sala polivalente de juegos y trabajo.

“El resultado es una casa de líneas ligeras pero a la vez acogedora. Una casa funcional que busca la sociabilidad en la zona de día y el descanso en la zona de noche. Una casa que se llena de pequeños detalles personalizados para cada uno de sus ocupantes.”

 

Diseño: coblonalarquitectura
Fotografía Photography: Joan Guillamat.
VIA/ www.ondiseno.com