La firma de arquitectura BIG ha creado una pequeña cabaña negra con una línea de techo muy angular en el Valle del Hudson. La primera de una serie de pequeñas casas realizadas por arquitectos conocidos. Un solo espacio con amplio acristalamiento y totalmente funcional.

El edificio de una sola planta con una base cuadrada que contrasta con una línea de techo retorcida. Las paredes triangulares de pino oscuro recuerdan a las cabañas típicas de la región, dispone de un área abierta para vivir y dormir con una pequeña encimera de cocina, un baño y un área elevada.

La cabina de BIG se construye a partir de módulos que se montan in situ, apoyados sobre cuatro pilares de hormigón. Este método tiene permite a los propietarios construir sus singulares casas en zonas remotas, sin necesidad de maquinaria pesada. Los materiales son totalmente reciclables, incluyendo el marco de madera exterior de pino, con paneles aislantes de corcho natural, como las ventanas triangulares de piso a techo.

Diseños de cabinas en cualquier parte del mundo y pensadas para atender al creciente número de habitantes de la ciudad que desean escapar a la naturaleza.

Vía/ dezeen.com
Proyectos/ BIG
Arquitecto/ Bjarke Ingels
Fotografía/ Matthew Carbone