El proyecto Life Reusing Posidonia de catorce viviendas de protección pública en Sant Ferran (Formentera), de los arquitectos del Instituto Balear de Vivienda (IBAVI) Carles Olivé, Antonio Martín, Joaquín Moyá, Alfonso Reina y Maria Antònia Garcías, ha ganadoel Premio FAD de Arquitectura 2018.

La asociación ArquinFAD del Fomento de las Artes y del Diseño y el jurado ha valorado especialmente que estos arquitectos plantearan “un modelo de vivienda social de gran calidad arquitectónica, que aprovecha los recursos de su entorno más inmediato para plantear soluciones constructivas”.

En la categoría de Interiorismo, el premio ha recaído en la obra “Can Picafort”, de Santa Margalida (Mallorca), de los arquitectos Jaume Mayol Amengual e Irene Pérez Piferrer (TEd’A Arquitectes), por su “hábil y sensible ocupación de los materiales, exprimiendo las posibilidades de la cerámica con diferentes caligrafías constructivas, consiguiendo un espacio doméstico cálido y humano de calculada imperfección”.

El Premio FAD de Ciudad y Paisaje 2018 ha sido para la “Praça Fonte Nova” de Lisboa, a cargo del arquitecto José Adriao, por “asumir la complejidad del lugar de una manera propositiva potenciando el uso democrático del espacio público, por plantear la reconversión de un antiguo aparcamiento bajo un viaducto en una plaza como lugar de estancia y actividades”.

En la categoría de Intervenciones Efímeras, la distinción ha sido para “Pavilhao do lago”, en Porto (Portugal), a cargo de Carlos Azevedo, Joao Crisóstomo y Luis Sobral, por “su diálogo poético con el paisaje”.

Premios FAD