El proceso productivo del corcho sigue un sistema integrado y sostenible en el que se aprovecha todo. Una solución inteligente que permite realizar obras en un menor tiempo posible y garantiza el aislamiento térmico y acústico necesario. Es prácticamente impermeable a líquidos y gases. Su resistencia a la humedad le permite envejecer sin deteriorarse.

El espesor del núcleo aislante de aglomerado de corcho natural es de 100 mm, lo que garantiza el cumplimiento de la normativa en cuanto a aislamiento térmico se refiere.