Emil Humbert y Christophe Poyet han diseñado este espacio con un resultado estético impresionante. Una pequeña cabaña abandonada en una ubicación privilegiada entre Bordighera y San Remo, y con el marco del horizonte azul del Mediterráneo.

Había quedado a merced de los elementos, y prácticamente no tenía techos, pero todo parece un lejano recuerdo después de la reforma. Realizada con mucho cuidado, el blanco es el tema de todo, el suelo de madera recuperada esta pintada a mano, el sofa. Los elegantes dormitorios tienen detalles antiguos, candelabros elegantes y un sutil tema náutico, mientras que el impresionante blanco y latón son los temas de los baños.

Pero nada deja de estar en sintonía con el paisaje mediterráneo, belleza natural. Un lugar maravilloso para aquellos que aman el mar.

Arquitectos: Emil Humbert & Christophe Poyet
Fotografía: Francis Amiand.