“Fordypningsrommet fleinvaer” es la visión de Håvard Lund, un músico y compositor de jazz. Un espacio de trabajo compartido y diferente a cualquier otra cosa.

Ubicado en una isla remota en Noruega y solamente accesible en barco, las cabinas de Fleinvaer ofrecen cuatro cabinas diseñadas para dormir. Según la página web de Fleinvaer, la experiencia se diseña realmente para quien busca la soledad verdadera.

Rintala Eggertsson Architects se dispuso a diseñar un espacio de trabajo donde los músicos, artistas y otros creativos pudieran alquilar salas por intervalos de tiempo. Comenzaron realizando un escaneo tridimensional del sitio, realizado en común con los estudiantes de arquitectura de la NTNU (Universidad Noruega de Ciencia y Tecnología), a fin de no perturbar la belleza rugosa de la isla y decidió construir volúmenes más pequeños elevados por encima del suelo. El proyecto comprende una serie de volúmenes, que bajan desde la colina hacia el mar. Los cimientos están minimizados y consisten en columnas de acero.

Los visitantes que llegan en bote son recibidos con una sauna que flota sobre el agua.

El edificio de almacén, que ha sido diseñado como un lugar de inmersión y reflexión, ofrece amplias vistas del entorno y el mar de Noruega.

En todo el proyecto se han utilizado materiales reciclados.

ARQUITECTOS/ Sami Rintala, Andreas G. Gjertsen, Yashar Hanstad, Dagur Eggertsson
FOTOGRAFÍA/ Pasi Aalto
VÍA/ www.designboom.com