Es conocido como nido de pájaro, es el escenario principal durante las olimpiadas de Pekín 2008. Inspirada en la trama de un nido, una maraña de piezas de metal retorcidas conforman su estructura arquitectónica. El Estadio Olímpico era,  «un brillante desafío estético y estructural» con un presupuesto de 500 millones de dolares. La estructura de nido no es sólo envoltura y cubierta, sino que alberga también las escaleras y es fachada, tiene 330 m de largo, 220 m de ancho y 69 m de altura. Y el conjunto de materiales que forman la estructura del complejo superan las 44.000 toneladas de peso.

El aspecto es natural y su disposición casual, y ahí es donde trasciende su belleza.

nido1