Granada alberga un edificio muy particular, se construye en base a paneles laminados. Desarrollado por el estudio de arquitectura especializado en bioconstrucción, Bonsai Arquitectos, solo ha necesitado siete meses para levantarse de los cuales seis semanas han bastado para ejecutar la estructura completa. El inmueble cuenta con seis viviendas y dos locales comerciales respetando el equilibrio entre el aspecto tradicional y el uso de materiales sostenibles.

Apostar por la madera es un punto a favor de la sostenibilidad ya que como explica Luis Llopis, arquitecto del proyecto, la madera es un producto ‘dos en uno’: fija 0,9 toneladas de CO2/m3 y además reduce las emisiones en 1,1 toneladas de CO2/m3: esto supone un ahorro total de 2 toneladas de CO2/m3′.

Un sistema constructivo que incrementa el espacio útil, sino que también reduce el tiempo empleado en la construcción. Además, los sistemas de paneles vegetales poseen una eficacia energética muy superior a las paredes convencionales, de manera que se ahorra hasta un 80% de energía al minimizar los puentes térmicos y acústicos.

Vía/ www.bonsaiarquitectos.es
Arquitectos:Luis Llopis y Eva Chacón
Fotografía:
Ádám Tóth, Liina Agur