CON GANAS DE BUEN TIEMPO

En la Playa de Migjorn de Formentera una vivienda sostenible, diseñada por la arquitecta Marià Castelló Martínez donde la naturaleza de la isla se mezcla con los juegos de volúmenes de la construcción. Hasta un cueva natural decubierta durante la obra se integra en la construcción de la vivienda. Como resultado una combinación de vacíos-llenos que ofrece una gran riqueza de puntos de vista y perspectivas diferentes.

La vivienda de tres niveles juega a los contrastes. En el nivel inferior aparece la naturaleza desnuda de la roca. La planta intermedia se apoyo en una estructura de hormigón, y la última planta es donde los paneles de madera dibujan todas las estancias desde la estructura, el cerramiento y los acabados.

Criterios de bioconstrucción han empujado a escoger materiales naturales y locales. La edificación se ennoblece con roca esculpida, piedra caliza capri, madera de pino y de abeto, paneles de algodón reciclado, mármol blanco macael, pintura al silicato de alta permeabilidad… para un menor gasto energético con la ventaja de un ambiente interior muy agradable y saludable. Además de un aljibe que reutiliza el agua de lluvia y hace autosuficiencia a la vivienda.

Fotografías/ © Marià Castelló Martínez
Vía / diariodesign.com
Por |2019-05-15T14:48:22+00:00mayo 15th, 2019|Destacados|0 Comments