Bauhaus, significa, Casa de Construcción, fundada en 1919, en Weimar (Alemania), por Walter Gropius, trasladada en 1925 a Dessau y disuelta en 1933 en Berlín, después de haber sido catalogada como un centro de intelectualismo comunista.

Walter Gropius, fundador de la Bauhaus, nació en Berlín el 18 de mayo de 1883. Fue hijo y nieto de arquitectos, estudió arquitectura en Múnich y en Berlín. Uno de los principales ideales de Gropius era representado mediante la siguiente frase: “La forma sigue a la función”. Buscaba la unión entre el uso y la estética.

Cuando en 1925 la Bauhaus se trasladó de Weimar a Dessau, Walter Gropius, diseñó el edificio, icono del movimiento Moderno y todavía permanece allí hoy.

Con el edificio de la Bauhaus, Walter Gropius puso en práctica su proyecto para diseñar procesos de vida, así como de unir arte, técnica y estética en busca de funcionalidad. Y es el manifiesto del racionalismo arquitectónico, en la Bauhaus se agrupan las características del Movimiento moderno:

  • Concepto de “buen diseño”
  • Funcionalismo con volúmenes puros articulados racionalmente
  • Defiende la dimensión ética del diseñador y el arquitecto
  • Apoya el uso de materiales industriales
  • Cree firmemente en el predominio de la función sobre la forma
  • Ausencia de ornamentación
  • Interrelación entre el interior y el exterior

El emblemático edificio de Walter Gropius y representación de la Bauhaus se ha convertido en edificio emblemático para cualquier amante de la arquitectura y del arte.

No sólo en la primera escuela de diseño del s. XX sino un movimiento artístico que se convirtió en todo un referente internacional de la arquitectura, el arte y el diseño.

La Bauhaus es un edificio típico de la modernidad y reconocido en todo el mundo como icono de la modernidad y Patrimonio Cultural de la UNESCO en 1996.