Cada vez son más las viviendas sostenibles, nuevas casas respetuosas con el medio ambiente, que aprovechas todos los recursos disponibles en su entorno. Y se construyen en sintonía con la naturaleza aprovechando la luz, el terreno y los materiales ecológicos.

El planteamiento de una vivienda ecológica es minimizar su impacto sobre el medio ambiente, y permitir, por lo tanto, un desarrollo sostenible y armónico. Utilizando también fuentes de energía renovables. Todo son ventajas con un ahorro energético de hasta un 55%, mayor confort y calidad de vida para los habitantes de este tipo de vivienda.

Una casa ecológica se integrada con su entorno, reduciendo la huella debido al uso de materiales reciclados, naturales como la madera y el corcho y próximos a la ubicación de la vivienda. También la colocación es fundamental para reducir al máximo el consumo de energía, son viviendas colocadas con cuidado en un entorno natural que juega a favor de todas sus posibilidades.

Las viviendas sostenibles no solo cuidan su funcionalidad también cuidan el estilo constructivo y el diseño, y no olvidan la innovación.

Caliplac apuesta por el diseño sostenible con materiales de bajo impacto ambiental y ecológicos, utilizando aglomerado de corcho expandido en el núcleo de los paneles de madera.

Panel núcleo de corcho Caliplac